14 ene. 2013

WOLFGANG AMADEUS MOZART

En el siguiente enlace podrás acceder a una libro para niños en formato pdf .¡No te lo pierdas!

Había una vez una familia que vivía en una bonita ciudad austriaca llamada Salzburgo. La mamá se llamaba Anne, el padre Leopoldo y la hija Nannerl. CUando Nannerl tenía 5 años, llegó un nuevo hermanito al que pusieron de nombre Amadeus. Era el año 1756.

Desde pequeños los dos hermanos vivieron en  contacto permanente con la música puesto que su padre, Leopoldo, era un conocido profesor de música y trabajaba en la corte de la ciudad como músico.
Con solo cinco años, Mozart dio muestras de tener unas facultades excepcionales para la música. Amadeus era capaz de realizar cosas
que muchos profesionales de más edad eran incapaces de hacer. Por eso se decía que Amadeus era un "niño prodigio".
   Su padre, maravillado de los progresos que hacía su hijo, decidió darlos a conocer muy pronto a los demás, y por ese motivo comenzó una serie de conciertos, algunos muy lejos de su ciudad, en los que el joven Amadeus con tan sólo 7 años se daba a conocer ante la admiración general de todos los que lo contemplaban.
   Mozart pasó la mayor parte de su niñez desarrollando su genial inteligencia musical y dando a conocerla en todos los sitios que visitaba.

Se casó con Constanza, que sería su gran amor, pero con la que pasó muchos malos momentos. Un trabajador infatigable, genial músico...pero con una mala organización económica que le llevó a pasar épocas de gran pobreza.
Músico alabado por muchos  y envidiado por otros, no obtuvo de la vida la recompensa que él hubiera deseado. A los 35 años de edad le sobrevino una enfermedad de la que no pudo recuperarse y murió en 1791, una de las épocas más tristes de su vida, dejando una gran producción musical con casi 600 obras compuestas que hoy nos muestran la genialidad de este gran músico.
(Fuente: Ed. San Pablo)

Os dejo un vídeo con sus sinfonía nº 25.



Y un fragmento de su ópera "La flauta mágica" con títeres.



Quiero también compartir con vosotros la "Sinfonía de los juguetes", que aunque estudios recientes atribuyen esta obra al monje benedictino Edmund Angerer, durante muchos años fue atribuida a Leopoldo Mozart (padre de Amadeus). De hecho en las partituras, aún figura su nombre.

______________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada